Instituto Borja de Bioética: El oráculo abortista.

14 10 2011

El Instituto Borja de Bioética , de la Universidad Ramon Llull y presidido por un padre jesuita, fue amonestado públicamente por los obispos de Cataluña en 2005 por la publicación de su Declaración Hacia una posible despenalización de la eutanasia. Su presidente, el P. Francesc Abel, es un jesuita que lleva muchos años defendiendo el aborto pre-implantacional y la anticoncepción que causa abortos tempranos: píldora del día después, DIU, píldora anticonceptiva tomada después de una posible fecundación. Muy deteriorado físicamente, ni pincha ni corta ya. La Compañía de Jesús como tal se cuidó mucho de no verse implicada directamente en las rocambolescas doctrinas del Instituto. Sin embargo, nunca desautorizaron al P. Abel ni a sus colaboradores ni al susodicho Instituto bioético.

A la necesidad de respetar la vida humana desde su concepción, reiterada en los documentos pontificios y en las intervenciones públicas del Papa, siempre ha introducido “matices” el Instituto Borja de Bioética, asesor del Hospital (abortista) de San Juan de Dios de Esplugues de Llobregat en cuyo recinto tiene su sede.

En un monográfico sobre el embrión humano de su revista Bioètica & Debat publicado en 2009, el Instituto Borja ve “difícil” considerar individuo al embrión antes de su implantación. El texto indica que “antes de la implantación, en ningún caso se puede hablar de aborto porque aún no se ha iniciado la gestación”. Con esta misma premisa, el capellán del Hospital Materno-infantil San Juan de Dios de Esplugues, el hermano hospitalario P. Miguel Martín Rodrigo, justifica que la píldora del día después no es abortiva, ya que impide la implantación. El P. Miguel Martín es también delegado diocesano de Pastoral de la Salud de la diócesis de Sant Feliu, vocal del Patronato que rige el Instituto Borja y miembro del Consejo Provincial de la Orden Hospitalaria… Justa recompensa a su laxitud moral y científica.

Núria Terribas, directora del Institut Borja, el 4 de noviembre de 2008, charlaba amistosamente en COMradio con la doctora Anna Veiga, líder del lobby de clonación y experimentación con embriones en Cataluña: para ninguna de las dos valen nada como personas los miles de seres humanos en fase embrionaria congelados en las neveras de la clínica Dexeus de la doctora Veiga. El Instituto Borja (IBB) tiene miembros en 13 comités de ética asistencial en hospitales y grupos médicos. En estos comités se debaten decisiones éticas cotidianas y a menudo ellos están allí como \\\”cuota cristiana\\\”: en San Juan de Dios de San Boi (salud mental), en el Hospital del Esperit Sant de Santa Coloma, en San Juan de Dios de Esplugues.

El mismo P. Francesc Abel forma parte con Núria Terribas del Comité Consultivo de Bioética de Cataluña (40 miembros designados por la Generalitat, donde todos –también ellos dos- son favorables al aborto, la eutanasia, la clonación… Todos dóciles y sumisos a la cultura de la muerte.

El P. Abel forma también parte de la Comisión de Bioética de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia: cuando un ginecólogo provida protesta de alguna propuesta que destruye embriones tempranos, le remiten \\\”al padre Abel, que es jesuita y de la comisión de bioética; si él no protesta, ¿de qué protestas tú, un laico sin especiales estudios de bioética?\\\”

El Instituto Borja en 2008 gastó 202.000 euros en sueldos. Recibió 80.000 euros (13 millones de pesetas) en ayudas públicas, 175.000 en ayudas privadas, 84.000 euros de \\\”ingresos financieros\\\” y 27.000 de \\\”ingresos extraordinarios\\\”. En Enero de 2005, con los socialistas en plena ofensiva bioética tras la euforia de su llegada al gobierno, el Instituto Borja publicó su Manifiesto para la Despenalización de la eutanasia.

El doctor Arcadi de Arquer, de Médicos Cristianos de Cataluña, valientemente apuntó que los argumentos del Instituto Borja para aceptar la eutanasia eran idénticos a los de \\\”Gnadentod\\\” nacional-socialista alemán (los NAZIS de Hitler, vamos), la \\\”muerte por piedad\\\” que aprobaron los nazis en los años 30 y causó unos 300.000 muertos sólo en Alemania: enfermos crónicos, mentales, discapacitados, ancianos, adultos y también niños…

Por fin, la Conferencia Episcopal Tarraconense el 12 de mayo de 2005 promulgó una nota desautorizando al Instituto Borja. Entonces, el jesuita Francesc Abel era ya un veterano defensor del aborto pre-implantacional (en los 14 primeros días de vida del nuevo ser humano). Y es que en la primera mitad de 2005 el jesuita P. Abel iba diciendo por la prensa que “el concepto de dignidad humana no es aplicable al embrión humano in vitro” y que “es lógico proteger al embrión una vez implantado, no antes”.

Sin embargo como está pasando con los abortos en el Hospital de Sant Pau y en otros hospitales de la Iglesia en Cataluña (y que sepamos, solo en Cataluña), nadie tomó medidas concretas , y consecuentemente, el Patronato del Instituto integrado por los jesuitas Francesc Abel, Joan Carrera, Lluís Magriñà y los hermanos hospitalarios Miguel Martín Rodrigo y Pascual Piles Ferrando ha seguido en la misma línea Cada año 60 alumnos pasan por sus cursos de bioética relativista y eutanásica.

Con su dependencia de la Universidad Ramon Llull, de la que también es patrono el Cardenal-Arzobispo de Barcelona, la tarea persistente del abortista y eutanásico Instituto Borja alcanza una dimensión cualitativa y cuantitativamente escandalosa. Desautorizado en 2005 por los obispos, el Instituto Borja de Bioética sigue editando libros y revistas, filosofando y aconsejando contra la doctrina y la moral católica desde su sede en el abortista Hospital de San Juan de Dios de Esplugues. En el ya lejano año 2005 los obispos de Cataluña hablaron por primera y última vez. Desde entonces están en silencio. El Instituto Borja pontifica sin cesar. ¿Puede la jerarquía seguir callando? Nosotros no. Por eso:

El martes 25 de octubre a las 20.30 de la tarde, nos volveremos concentrar en la entrada del “Hospital de la Santa Creu y Sant Pau”, sita al final de la Avenida de Gaudí, en el cruce de las calles Sant Antoni María Claret número167 y C/ Cartagena. Tras los parlamentos y a eso de las 21.00h, iniciaremos la procesión y el rezo del Santo Rosario por las víctimas del aborto, que terminará ante la fachada principal de la Basílica del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia.

Asociación Cruz de San Andrés

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: