El mejor boxeador “libra por libra”, a favor de la vida

16 09 2011

Con el 66,35% de los votos, en mayo de 2010 entró en el Parlamento filipino, como representante por Sarangani, Manny Pacquiao, un boxeador de leyenda que no ve la política como un retiro dorado, porque sigue en lo suyo.

Ya siendo diputado ganó el título mundial de los super welter del Consejo (WBC) y retuvo por decisión unánime el welter de la Organización (WBO), que volverá a defender en noviembre en Las Vegas. Nadie en la historia del noble arte ha sido campeón del mundo en ocho pesos, y los entendidos no dudan en considerarlo el mejor púgil en activo “libra por libra”.

Ha ganado mucho dinero, se ha colado en el casting de varias películas, hizo sus pinitos como cantante…, pero sobre todo (y en eso se parece al más grande, Cassius Clay-Mohamed Alí) es extraordinariamente querido como líder social.

PacMan -su nombre de guerra- nació en 1978 en un pequeño pueblo en el centro de Mindanao, en el seno de una familia muy pobre en la que su madre tuvo que alimentar a seis hijos. A los 14 años se escapó de la chabola en que vivían, se fue a Manila y fue un niño de la calle durante un tiempo.

Un 60-4 como aficionado le hizo debutar como profesional en 1995, cuando celebró como peso mosca el primer combate de los 58 que lleva hasta hoy, con 53 victorias (38 por k.o.) en ocho categorías a medida que iba ganando corpulencia.

Pero, mientras el Time asiático le reservaba una de sus portadas y le situaba entre las cien personas más influyentes del mundo, y aparecía en el Forbes como el sexto deportista mejor pagado, Pacquiao no se olvidaba de sus orígenes y comenzaba a volcarse en iniciativas personales para los más desfavorecidos.

Con ese fin quiso dar el salto a la política, con un primer intento fallido en 2007. Para entonces, rodeado siempre de su mujer y sus cuatro hijos, ya se había convertido en un ejemplo público de generosidad, modestia, amabilidad y espiritualidad.

No se trata solo de una devoción privada. Desde que llegó al Parlamento, Pacquiao ha demostrado una valentía poco común para los timoratos patrones europeos en cuanto a defensa de la vida, por ejemplo. Una de sus primeras intervenciones fue como coautor de una Ley de Protección del No Nacido severísima contra el aborto. Ya está prohibido en Filipinas, pero se trataba de reforzar legalmente al feto frente a cualquier práctica abortiva subrepticia, y ello expresamente “desde la concepción”.
Casi todas las intervenciones legislativas de PacMan van en la dirección de ayudar a los más débiles. “En el boxeo he conseguido todos mis objetivos”, explicaba en un programa de televisión: “ahora quiero ser un campeón en el servicio público”.

Así que en noviembre pasado, y para escándalo de su entrenador desde 2001, Freddie Roach, abandonó la preparación de su penúltimo combate para abanderar ante el presidente Benigno Aquino III la construcción de un hospital en Sarangani.

En poco más de un año ha promovido iniciativas parlamentarias para proteger los derechos del consumidor frente a las compañías de teléfono móvil, establecer centros de tratamiento del cáncer de mama, luchar contra el tráfico de personas y en particular de mujeres y niños, incrementar el salario mínimo de los maestros, dotar programas de nutrición escolar… No es extraño que suscite auténticas pasiones.

Su biógrafo, Gary Andrew Poole, le siguió durante la campaña electoral y refleja lo que vio: “Allí comprendí la profundidad del cariño que suscita en la gente. Estábamos en medio de la jungla, pero había miles de personas. Le contemplaban como un semidios, incluso se aproximaban a él para tocar su camisa al pasar”.

¿Estamos ante el futuro presidente de un país con 95 millones de habitantes? Desde luego, sí ante un mito deportivo y político capaz de superar la censura encubierta que padece el mundo del boxeo.

Carmelo López-Arias.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: