Castellón: Velada 24/jun/2011

26 06 2011

“Nuestra generación no se habrá lamentado tanto de los crímenes de los perversos, como del estremecedor silencio de los bondadosos” (Martin Luther King).

El verano recién estrenado. Día caluroso. Una vez más, y siguiendo la tónica general de las últimas convocatorias, cuando en mi reloj van a dar las ocho de la tarde -hora estipulada como comienzo de la concentración/velada por la Vida- me encuentro solo. Dudo un momento. ¿Qué hago? ¿Vale la pena continuar adelante?

A la misma hora y en otro punto de la ciudad, se ha convocado una manifestación por parte de los aficionados al Club Deportivo Castellón, para protestar contra la nefasta gestión de los dueños del equipo albinegro, llevándolo al borde de la desaparición o en el mejor de los casos al descenso administrativo a tercera división. La convocatoria es un éxito y más de mil aficionados albinegros dan testimonio de su amor y compromiso con el equipo de sus desvelos.

Cinco minutos después de la hora marcada como inicio de la concentración/velada por la Vida aparecen ocho o nueve personas, comprometidas con la defensa del derecho a vivir, que impiden que siga dudando. El acto tendrá lugar.

Concedemos unos minutos de cortesía por si suena la flauta y se nos une alguien más. La flauta no suena y decidimos comenzar.

No encendemos las velas, ni usamos el megáfono. Un voluntario se ofrece para leer el “Manifiesto por el derecho a vivir”. Lo lee atropelladamente. Es joven y quizá tenga un poco de vergüenza de hablar en público. Lo importante es que ha asistido, colabora y da testimonio.

Cinco minutos de silencio.

Otro voluntario lee/reza una Oración por la Vida. Es de agradecer que aun siendo tan pocos la gente se preste a colaborar.

El acto ha resultado un tanto deslucido. Debatimos brevemente, buscando el porqué de la pobre asistencia y de la casi nula repercusión que tienen las concentraciones/veladas por la Vida en Castellón. No llegamos a ninguna conclusión. Nos despedimos… ¿hasta la próxima?

Algunos ya me avisan de que en Julio no podrán venir… y quizá en Agosto tampoco.

En un mar de dudas, me subo al coche y me voy de allí con un sabor agridulce. Hemos vuelto a dar testimonio por la Vida, hemos recordado a las víctimas del aborto, hemos orado por la conversión de los abortistas… pero, lo que hacemos quizá no sea tan importante, puede que sea más importante el fútbol. A lo mejor tendríamos que haber ido a la manifestación de los albinegros. Total ¿qué son cien mil inocentes asesinados cada año? ¿Qué importa? Hay tantas cosas que se pueden hacer un viernes a los ocho de la tarde…

Quizá para el próximo último viernes de mes sea mejor que nos vayamos todos a la playa, o a la montaña, o a una terracita a disfrutar de una cervecita bien fría, para aliviarnos de este calor insoportable. Total lo que hacemos ¿sirve para algo?

El último viernes de Julio, si Dios quiere, acudiré al lugar de siempre, a la hora de siempre… si queréis perder el tiempo conmigo, estáis invitados. Si tenéis otros planes u otras prioridades, lo comprendo.

¡Paz y Bien! o ¿Pan y Circo?

José Antonio.

Anuncios

Acciones

Information

One response

29 06 2011
Anónimo

Puff… Y yo muriéndome por ir… pero me fue imposible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: