La indiferencia nos hace cómplices

19 05 2011

La filmografía nos ha despertado las conciencias con numerosas imágenes de judíos deportados, enjaulados, sometidos a toda clase de torturas y vejaciones, y finalmente gaseados y amontonados sus cadáveres por millares, arrastrados y enterrados como basura por enormes excavadoras.

Lo más espeluznante de esas imágenes no son ellas mismas, capaces sin embargo de removernos las entrañas hasta dejárnoslas totalmente vacías. Lo más horrendo no es eso, con serlo hasta el paroxismo; sino el silencio de que estuvo rodeada esa barbarie, esa ferocidad que nos arrastró hasta las simas más nauseabundas del alma humana. He ahí el silencio de los buenos, sin el que la maldad de los malos no podría dar ni un paso.

¿Y no hay responsabilidad alguna para ese tremendo pecado de omisión, el silencio de los buenos ante los desmanes de los malos? ¿Tenían derecho a seguir considerándose buenos los que sabiendo que se realizaban esos crímenes no alzaron la voz contra ellos? ¡Cuán útil fue esta ayuda de los buenos a los malos! Sin ella no hubiesen podido caer en esos abismos de maldad. Fue la colaboración necesaria del silencio de los buenos lo que les permitió a los malos engolfarse en el mal.

La historia está juzgando también esos silencios. Había quien no tenía derecho a callar y sin embargo calló, faltando a su conciencia y a su deber. Instituciones hubo que faltaron a los deberes que les imponían su nombre y sus estatutos, contemplando impasibles y consintiendo maldades que atacaban frontalmente su código de valores.

El silencio es delito cuando se convierte en cómplice necesario, sin el cual la comisión del delito sería imposible. Quien asiste a la comisión de un delito, y no sólo no hace nada por detener el mal que se está perpetrando ante sus ojos, sino que ni tan siquiera manifiesta su oposición y su condena moral al delito, se hace cómplice del mismo.

¿Y qué ocurre en nuestros lares respecto a la inmoralidad del aborto?

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: