¿Quién es quién en la industria del aborto en España?

24 08 2010
ForumLibertas.com | Zapatero miente cuando dice que quiere hacer del aborto un asunto público. Al menos los datos lo desmienten, año tras año. Desde su llegada al poder en 2004 (y hasta 2007, último año con datos), las clínicas privadas han pasado de ejecutar el 96% a casi el 98% de los abortos, invirtiendo la tendencia de los años anteriores.
Desde la ley de 1985, en España se han realizado 1,5 millones de intervenciones. La cantidad que se cree que han facturado las clínicas asciende a unos 500 millones de euros que se reparten los 41 empresarios que se dedican a esta actividad comercial. Con la nueva ley del aborto el volumen de negocio puede crecer un 10%, según informaba el pasado 4 de julio el diario El Mundo en su suplemento ‘Crónica’.
La nueva ley, contrariamente a lo que debería de ser, no controlará a las clínicas (sería la autentica y necesaria novedad), sino que las protegerá frente a sus clientas, que no podrán acceder a su propia historia clínica. El ya escaso control público que suponían los tres supuestos (peligro para la salud, violación o malformaciones), a uno de los cuales había que acogerse, sólo se mantendrá para abortos tardíos. Más negocio con menos control, por tanto.
El ‘grupo’ Dator
Guillermo Sánchez, el presidente de Dator, fue accionista de la farmacéutica Bial (disuelta y refundada por sus propietarios portugueses), según el Registro Mercantil, en el que Sánchez aparece como accionista o administrador de 26 empresas. Las del ramo sanitario comparten sede con Dator, pero las hay de sectores tan variados como la enseñanza (Escuela de Negocios SA, Centro Español de Educación a Distancia-CEDED), la promoción inmobiliaria (Tensa Inmuebles, Construcciones Autoportantes, Grucopa, Guiraser Service), el transporte marítimo (Easyflet), las telecomunicaciones (Cablecan), los laboratorios farmacéuticos (Diater), los servicios recreativos (Guest Card), la producción de energía (Hidroeléctrica de Boñar), la hostelería (Model Hotels) o la informática (Roadnet).
El presidente de Dator es accionista o administrador de 26 empresas. Además de ser el empresario con más clínicas de aborto y con más empresas de otros tipos, Guillermo Sánchez es el que más ayudantes tiene. Con su hermano Saturnino ha coincidido en una decena de empresas, en otras tantas con Pablo Cubero y con Ramón Hernández Lorenzo en el doble. La presencia de personas de confianza de Guillermo Sánchez en consejos de administración de otras empresas en las que él no está presente permiten deducir su papel decisivo en el negocio del aborto en Madrid. En Madrid, la clínica Isadora no pertenece a Sánchez, pero uno de sus administradores, Javier Hidalgo, es junto con Muñoz administrador de otra sociedad médica (SJS).
El hombre invisible
Guillermo Alfonso Sánchez Andrés lidera la industria del aborto en España, pero es un hombre invisible. Su decisión de manejar los hilos desde la oscuridad es respetada incluso por nuestros legisladores, que le convocaron en el Congreso para recibir su consejo sobre la nueva ley del aborto aceptando que entrara y que saliera sin que nadie pudiera captar su imagen. Por medio de Sergio Muñoz, Sánchez accede al grupo El Bosque e, indirectamente, a Isadora y D’Ara. En su intervención ante la subcomisión de Igualdad el 18 de noviembre, afirmó: “Para la mayor parte de las mujeres que ha tenido un aborto, el procedimiento significó una experiencia de maduración, una forma eficaz de hacerle frente a una situación de crisis personal. De hecho, la respuesta emocional más notoria de la mayoría de las mujeres, y nuestra experiencia también es así en los seguimientos que se hacen en los centros de planning, en el primer trimestre de embarazo es la sensación de alivio”.
La Acai de Santiago Barambio
Santiago Barambio es la cara visible de Acai. Tiene una clínica en Barcelona (D’Ara, antes Tutor Médica), además de una empresa de servicios (Magda Factoría) y una residencia (Centre d’Atenció Residencial Especialitzada, comparte sede con la anterior y se creó en 2003, cuando Barambio dejó de presidir Residencias Aidar). Mientras que el presidente de Dator, a cubierto de posibles reacciones, se permite cargar su discurso negando el síndrome post aborto, o haciendo demagogia política (invocando a la ideóloga anarquista Federica Montseny, 1904-1994), Barambio es menos imaginativo, y cuando se inició la investigación en las clínicas de Morín a finales de 2007 desveló el orden de prioridades que había de tener la nueva ley del aborto: “En 22 años de trabajo no había pasado nada, ahora con esta situación nos hemos dado cuenta de que la ley vigente de aborto en España presenta debilidades y no propone medidas que protejan a profesionales y mujeres” (11 de marzo de 2008). El PSOE había ganado las elecciones dos días antes y el profesional al que se refiere es Morín, que operaba sin advertir a sus clientas de que tenía el sida.
Morín… siempre Morín
‘Grupo’ Morín-Bricio. Tras su detención, se produjo una ruptura, real o ficticia, entre Morín y su socia, Remedios González Bricio, quien solicitó una junta extraordinaria de Ginemedex en la que se explicara por qué no había presentado cuentas desde 2004 y “la relación” de la clínica con la empresa Global Kooning. Son los propios abortistas, por tanto, más que la autoridad financiera que debería controlar sus cuentas, quienes desvelan parte de su trama comercial. Carlos Morín y Remedios González Bricio han compartido la gestión de cuatro clínicas de abortos. Morín participa, o ha participado al alimón con Bricio, en la administración de esas cuatro clínicas abortistas y tiene otras tres empresas: las inmobiliarias Global Kooning Business y Villacarlota, y una de intermediación comercial, Holinver SA. Por su parte, González Bricio administra tres clínicas de abortos con sedes en Barcelona y Alicante (aunque ésta, Instituto Ginecológico Murcia, los practica fuera de su sede comercial) y ha sido administradora en las dos de Morín cerradas por la Guardia Civil (Ginemedex y TCB).
En Levante, el ‘grupo’ Acuario
En Alicante tiene su sede el grupo Acuario, que combina sus clínicas de abortos con actividades médicas de tipo eugenésico (partos naturales) e inmobiliarias. Además de dos clínicas abortistas, Pedro Enguix Randis administra la empresa educativa Baladre Alternatives, otra de instalaciones deportivas (Baladre Consulting) y dos clínicas más (Moraira e Instituto de Reproducción de la Marina Alta). Su socio Egbert Landa Henk tiene seis empresas inmobiliarias, de seguros, residencias o consultoras. Enrique Lebrero Martínez preside la clínica de abortos de Alicante.
El negocio abortista en el norte de España
En el norte de España, el abortismo no sólo se disimula, sino que se esconde. A diferencia de Madrid, donde un solo grupo (Dator) acapara el negocio del aborto, y de Levante, donde los abortistas se mueven ideológicamente a sus anchas, en el norte de España no hay fuertes grupos abortistas y bastantes clínicas simplemente no existen como empresas. Fuera de estas grandes áreas, existen dos grupos abortistas relevantes en Andalucía y otro en Murcia.
En Andalucía existen dos grupos de clínicas abortistas centradas en Málaga, y en Murcia está el ‘grupo’ Valero. Entre las clínicas que el Ministerio de Sanidad cita en la lista de las que hicieron abortos en 2007, al menos 11 no son empresas. Para disimular las clínicas de abortos, una modalidad menos drástica es la de poner en la lista del ministerio un nombre distinto al comercial. Multimédica-Centro, de Salamanca, se llama por ejemplo Barromarco SL. El Centro Ginecológico Scala 2000 de Málaga se llama 2004 Ginecenter SL. La que aparece como Clínica Medina-Azahara se llama en realidad Clínica Ginecológica Córdoba SL. El Centro Médico o Clínica Guadiana (que realiza abortos en Badajoz) es en realidad la Clínica Los Arcos, por poner algunos ejemplos.
Andalucía y sus nombres
Andalucía se la reparten González Bravo y Sáenz de Santamaría-Stolzenburg. En Málaga, Rafael González Bravo tiene tres clínicas abortistas: Atocha, Clínica Sevilla (alias El Sur) y Spawsky, y otras nueve empresas: Inra 2005, Inversiones Acpromi, Rasan 2, Ripalgo 3000, Tempisque (construcción e inmobiliaria), Mallorban (carpintería), Ragumi, Pacatmedita (cafeterías), Urban People (calzado). También en Málaga tiene tres clínicas el doctor Germán Saenz de Santamaría Vázquez: una de abortos (la Ginecológica que lleva su apellido, con sucursal también en Jaén) y dos policlínicas que no los hicieron en 2007: Huelín y Litoral.
Saenz de Santamaría no tiene hoy día conexiones comerciales directas con uno de sus antiguos empleados, junto con el cual fue procesado por abortos ilegales: Luis Alberto Stolzenburg, propietario de una clínica de abortos (Córdoba), de otra que lleva su nombre en Sevilla (y que al menos en 2007 no los hizo), y de una inmobiliaria, Vistalada SL, en Málaga.
Anuncios

Acciones

Information

One response

24 07 2014
HD Video Remote

HD Video Remote

¿Quién es quién en la industria del aborto en España? | Castellón por la Vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: